Frase Anónima

El Mago Hizo un Gesto y Desapareció el Hambre. Hizo Otro Gesto y Desapareció la Injusticia. Hizo otro Gesto y se Acabaron las Guerras.
El Político Hizo un Gesto y Desapareció el Mago. Anónimo

lunes, 8 de septiembre de 2014

¿Qué hay en la isla de Guam?

altSituada a 4.800 kilómetros de Hawaii, desde ella se puede acceder fácilmente a las potenciales zonas conflictivas en el Pacífico: está a menos de tres horas de vuelo, y a dos días por barco, de Japón, Corea, Taiwan, Filipinas, Indonesia y otros puntos del Pacífico occidental.
La isla de Guam, que forma parte del archipiélago de las islas Marianas -y éstas, a su vez, de los Estados Federados de Micronesia, en Oceanía-, es un territorio bajo soberanía de EE.UU. desde la guerra hispano-estadounidense de 1898, en la que España la perdió a favor de la potencia norteamericana.
¿Por qué es importante para Estados Unidos?
Esta pequeña isla del Pacífico es de vital importancia estratégica para EE.UU. "Su posición avanzada disminuye el tiempo necesario para responder a una crisis o a una contingencia en la región, y está perfectamente situada para la lucha global contra el terrorismo". Así la definió, en 2006, el jefe de la Junta de Jefes de Estado Mayor estadounidense, el general del Cuerpo de Marines Peter Pace.
También fue clave durante su época como territorio español -más de 330 años durante los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX-, ya que era el principal puerto de escala para los galeones que, para comerciar principalmente con especias, cruzaban el Pacífico, dos veces al año, entre Manila -Filipinas- y los puertos de Nueva España -hoy México-.
alt
¿Qué tienen Estados Unidos en Guam?
En la actualidad, Guam es el centro de adiestramiento más occidental de las Fuerzas Armadas estadounidenses, que tienen unas instalaciones en la isla de unos 160 km2 con acuartelamientos y bases de la Armada y la Fuerza Aérea, un depósito de municiones, una estación de telecomunicaciones y ordenadores, un destacamento de la Guardia Costera y una base aérea y el cuartel general conjunto de la Guardia Nacional de Guam. Además, allí se encuentra una de las cinco bases en las que EE.UU. ha desplegado aviones no tripulados RQ-4B Global Hawk de inteligencia, reconocimiento y vigilancia para realizar misiones en los países potencialmente enemigos.
¿Qué planes tiene EE.UU para la isla?
La nueva estrategia estadounidense pasa por dar prioridad a la región Asia-Pacífico y ello conllevará mayores despliegues de medios militares en Guam, como bombarderos y submarinos de ataque que se sumarán a los ya existentes: los bombarderos B-52 -cuyo número se desconoce- y, al menos, tres submarinos de ataque -que podrían aumentar a cinco-.
El Departamento de Defensa también está mejorando los dispositivos de defensa aérea de la isla y va a contar con más medios aéreos de reconocimiento. Así, se desplegará un Sistema de Defensa Aérea Terminal de Gran Alcance y de defensa contra misiles balísticos, como medida contra la amenaza de misiles balísticos norcoreanos y chinos.
En su día, expertos del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales de Estados Unidos habían aconsejado, además de enviar más submarinos de ataque -para hacer frente al creciente potencial e influencia de China en la región-, emplazar 12 bombarderos con carácter permanente, en lugar de rotar con aviones llegados de las bases continentales.
Además, tienen previsto desplegar aviones no tripulados de última generación que permitirían intensificar la detección temprana de posibles amenazas que proviniesen del entorno marítimo. También se está estudiando un Plan Militar Conjunto para la isla, según el cual se invertirían de 10.000 a 15.000 millones de dólares en infraestructuras en los próximos 15 años.
La historia de Guam desde la llegada de EE.UU.
Desde que EE.UU. se hiciera con Guam, tanto esta isla como las de la zona han tenido una evolución histórica muy diferente. Tras la cesión de la isla a Estados Unidos por parte de España -1898-, Guam se convirtió en la primera posesión estadounidense en el Pacífico, junto con Hawaii y Filipinas. Posteriormente, y ya durante la Primera Guerra Mundial, Japón luchó contra Alemania y, en octubre de 1914, los tres archipiélagos de las Marianas, Carolinas y Palaos fueron ocupados por los japoneses, sin encontrar resistencia. Por el Tratado de Versalles, Japón recibió las islas en mandato de 1919 a 1945, a excepción de Guam -porque ya pertenecía a EE.UU.-.
En la Segunda Guerra Mundial, tras el ataque japonés a la base naval de EE.UU. en Pearl Harbor, en Hawaii -7 de diciembre de 1941-, las fuerzas japonesas invadieron Guam, de donde ya habían sido evacuados la mayor parte de los militares estadounidenses que estaban en la isla desde 1898.
Los habitantes de la islas Marianas del Norte -que ya estaban ocupadas por los japoneses- fueron llevados a Guam para ayudar a la administración japonesa como intérpretes y en otros cometidos. La ocupación militar japonesa duró desde 1941 hasta 1944, periodo durante el cual aumentó la lealtad hacia EE.UU. de los habitantes de la isla. Según algunos historiadores, un 10% de la población murió por la violencia ejercida por los japoneses.
Tras la Segunda Guerra Mundial, la Organización de las Naciones Unidas entregó las Marianas, en estatuto de fideicomiso -situación de los territorios sin gobierno propio que la ONU pone bajo la tutela y administración de un estado-, a Estados Unidos.
Durante la década de los 70, sus habitantes prefirieron no independizarse, permaneciendo bajo el paraguas de Estados Unidos y, el 1 de enero de 1978, se aprobó su estatuto actual. En 1986 el entonces presidente de EE.UU., Ronald Reagan, proclamó el dominio de  su país sobre las Marianas del Norte, y sus residentes pasaron a ser ciudadanos estadounidenses de pleno derecho.
La base con mayor tráfico del mundo
A finales de febrero de 1965 llegaron a Guam casi 10.000 personas para apoyar a la flota de B-52 F que iba a realizar bombardeos en Vietnam desde la isla: 8.850 km, ida y vuelta, en misiones que duraban más de 12 horas y exigían el reabastecimiento en vuelo de los aviones.
En 1966 llegaron aviones B-52 D, modificados para lanzar 66 bombas de 340 kg u 85 de 227 kg, y que llevaban otras 24 en puntos de anclaje bajo las alas.  En 1967 la base aérea de Andersen -una de las que tiene EE.UU. en la isla- era la de mayor tráfico del mundo, llegando a haber, diariamente, unos 200 despegues de aviones B-52; y en 1972 había estacionados en sus instalaciones 50 aparatos B-52 D  y 98 B-52 G.
Guam en la actualidad
Guam es un destino turístico paradisíaco, pero también ha estado -y probablemente continúe- en el punto de mira de Corea del Norte. El régimen de Kim Jong-Um ya incluyó, en 2013, a la isla de Guam entre sus objetivos 'a batir'. El líder norcoreano amenazó con atacar Corea del Sur, Japón, Hawaii... y la isla bajo soberanía estadounidense.
Historia
La isla de Guam -Guaján durante la época española-, junto con otras del archipiélago de las Marianas, fue territorio de España durante 230 años. El primero en pisar la isla -en 1521- fue el navegante portugués Fernando de Magallanes, que estaba al servicio de España y reclamó las islas para el Rey Carlos I, que las llamó islas de los Ladrones; posteriormente, en 1565, el almirante y gobernador español de las islas Filipinas, Miguel López de Legazpi, tomó posesión efectiva de Guam en nombre del rey Felipe II.
En 1668, llegó el jesuita Diego Luis de San Vitores, que llamó al archipiélago 'Las Marianas' en honor de la reina Mariana de Austria. Tras la guerra hispano-estadounidense, y en virtud del Tratado de París -1898- España perdió Guam en favor de Estados Unidos. Y, al año siguiente, vendió a Alemania el resto de las Marianas y otras islas de la zona por 25 millones de pesetas. Los habitantes de Guam se llaman chamorros y su lenguaje es el español polinesio.
Una curiosidad
En diciembre de 2013, aviones estadounidenses sobrevolaron la isla de Guam para bombardearla... ¡con 2.000 ratones envenenados! Cada roedor fue 'drogado' con altas dosis de paracetamol para combatir... a las miles de serpientes arbóreas marrones que había por toda la isla, habiéndose convertido en una auténtica plaga ecológica -la dosis de analgésico inyectada a cada ratón no afectaba, sin embargo, al resto de animales que pueblan la isla-.
Este programa le costó al Gobierno estadounidense alrededor de ocho millones de dólares. Los roedores, por cierto, bajaron del cielo... ¡en paracaídas!
Fuente: onemagazine