Frase Anónima

El Mago Hizo un Gesto y Desapareció el Hambre. Hizo Otro Gesto y Desapareció la Injusticia. Hizo otro Gesto y se Acabaron las Guerras.
El Político Hizo un Gesto y Desapareció el Mago. Anónimo

sábado, 7 de mayo de 2016


03 Mayo 2016
del Sitio Web ElRobotPescador





 
 

Una "reunión secreta" que ha involucrado a más de 100 ejecutivos de algunas de las mayores instituciones financieras en los Estados Unidos, se ha llevado a cabo en la ciudad de Nueva York.

Durante esta "reunión secreta", una compañía conocida como "Chain", dio a conocer una tecnología que transforma los dólares estadounidenses en activos digitales "puros".

Según los informes, en la reunión había representantes de,
  • Nasdaq
  • Citigroup
  • Visa
  • Fidelity
  • Fiserv
  • Pfizer
La empresa Chain afirma estar asociada con,


 

Esta tecnología "revolucionaria" está destinado a cambiar completamente la forma en que usamos el dinero, y representaría un paso importante hacia la implantación final de una sociedad sin dinero en efectivo.

Pero si realmente este nuevo sistema basado en dinero digital tuviera que ser tan bueno para la sociedad, ¿por qué se discutió sobre ello en una reunión secreta entre banqueros y financieros de Wall Street?

La noticia sobre esta reunión, que debía ser secreta, apareció en un medio de masas:
Bloomberg, lo que nos indica que la existencia de la reunión, probablemente ha sido filtrada de forma interesada para empezar a sembrar a la opinión pública con lo que se avecina.

Así es como lo presentaba Bloomberg en su artículo titulado "Dentro de la reunión secreta donde Wall Street probó el dinero Digital"…
Un lunes de este pasado mes de abril, más de 100 ejecutivos de algunas de las instituciones financieras más grandes del mundo, se reunieron privadamente en la oficina de Nasdaq Inc. en Times Square.
 


 

No estaban allí sólo para hablar de blockchain, la nueva tecnología, (base para la creación de criptodivisas como Bitcoin), que algunos predicen transformará el mundo de las finanzas, sino para construir y experimentar con el software en cuestión.

Al final de la reunión, los asistentes habían visto algo revolucionario:
dólares estadounidenses convertidos en activos digitales puros, capaces de ser utilizados para ejecutar y liquidar una transacción al instante.


 

Esa es la promesa de un blockchain, un sistema de transacción de dinero instantáneo y fiable, que sustituye al sistema de transacción de dinero habitual, engorroso y propenso a provocar errores y mediante el cual se pueden tardar días en mover el dinero de un lugar a otro o en realizar cualquier transacción comercial.

Mientras que el efectivo en una cuenta bancaria es gestionado electrónicamente en la actualidad, hay una clara diferencia entre ese sistema y lo que significa decir que el dinero es realmente digital.

Los pagos electrónicos en realidad son sólo intercambios de mensajes que el efectivo necesita para pasar de una cuenta a otra, y el intercambio de esta información entre las cuentas, es lo que añade tiempo al proceso de pagos y los hace farragosos.

Para los clientes, mover dinero entre cuentas puede tardar días ya que los bancos esperan confirmaciones de uno y otro lado antes de completar las transacciones.
 


 

Los dólares digitales, sin embargo, están pre-cargados en un sistema que utiliza un blockchain.
 
A partir de ahí, se pueden intercambiar de inmediato para cualquier transacción.
"En lugar de mover un registro o un mensaje, lo que se mueve es el activo real. El pago y la liquidación se convierten en la misma cosa".
Esto puede parecer un gran avance tecnológico y comercial, pero en realidad debería alarmar a todo el mundo.

Y máxime cuando son los grandes capitostes de Wall Street los que dan estos pasos decisivos mediante reuniones secretas.
 


 

Hasta ahora existía la percepción de que proyectos como el Bitcoin, eran algo contracultural, que actuaba en contra de los intereses de estas élites financieras.

Curiosamente y de forma casi simultánea, las élites de Wall Street se han reunido para utilizar esta tecnología con el dólar y a la vez, el inventor del Bitcoin, que se ocultaba tras el pseudónimo de Satoshi Nakamoto, se presenta ante el mundo como un empresario australiano llamado Craig Wright.
 

Craig Steven Wright
 

Todo ello marca un punto de partida definitivo hacia la implantación del dinero electrónico en todo el planeta, un proceso avanzado ya en varios países.

En Suecia, por ejemplo, el 95% de todas las transacciones de venta al por menor ya se realizan sin dinero en efectivo y se están eliminando cientos de cajeros automáticos.
 
En Dinamarca, los funcionarios del gobierno tienen el objetivo declarado de "erradicar el dinero en efectivo" para el año 2030. Y en Noruega, el mayor banco del país ha hecho un llamamiento público para la eliminación completa de todo el dinero en efectivo.

Otros países de Europa ya han prohibido las transacciones en efectivo por encima de cierta cantidad.
 


 

El impulso global hacia una sociedad sin dinero en efectivo se está intensificando, porque tanto a los bancos como a los gobiernos, les interesa implementarlo.

Ya se ha hablado de ello en anteriores artículos:
El fin del dinero físico en efectivo significa el fin de la libertad de todos los ciudadanos.

El dinero electrónico implicará que todas nuestras transacciones, aunque consistan en comprarnos un chicle, podrán ser controladas y monitoreadas por las autoridades y será pues, el fin definitivo de nuestra privacidad.

Los gobiernos nos dicen que acabando con el dinero en efectivo, podrán perseguir a los traficantes de drogas, a los evasores de impuestos, a los terroristas y a los que lavan dinero sucio.
 
Pero en realidad, su objetivo es controlar completamente todas nuestras transacciones financieras y por lo tanto nuestras vidas.
 
"Luchar contra el crimen" es el típico subterfugio que se utiliza habitualmente para engañar a las mentes débiles y crédulas, que aún creen en la supuesta bondad del sistema y de los dirigentes que lo manejan.
 


 

Mientras estamos distraídos con mil y una estupideces políticas, estas élites llevan a cabo sus planes reales sin que nos percatemos de ello.

Y uno de los puntos clave para alcanzar sus objetivos es precisamente la abolición del dinero en efectivo, para convertirnos a todos en esclavos completamente dependientes.

Imagínese un mundo donde el gobierno, esa entidad absolutamente corrompida, puede decidir quién puede usar el dinero que le corresponde y quién no.

Cualquier persona molesta o rebelde, cuyas opiniones puedan ser calificadas como "desestabilizadoras" para el sistema, verá como le cortan el acceso a cualquier vía de pago con la que subsistir.

Si el gobierno decide que alguien "no es legal", se le negará la opción e comprar, vender, abrir una cuenta bancaria, conseguir un trabajo, subir a un tren o un avión, comprar gasolina para su coche…

Es literalmente la implantación de una nueva esclavitud, que complementada con el control total de la Internet y la vigilancia exhaustiva de todo lo que escribimos y decimos, sienta las bases para el establecimiento de la mayor tiranía de toda la historia.
 


 

Ahora ya se han reunido los gerifaltes de Wall Street para discutir cómo van a implementarlo…

¿Aún hay alguien tan ingenuo como para creer que el dinero y las criptodivisas son algo 'positivo' que acabará con el poder real de los grandes banqueros?

Todo está perfectamente planeado…
 
 
 

Fuentes

sábado, 30 de abril de 2016

Tatuajes con microchips, ¿lo último de el Gran Hermano para controlarnos?

Tatuarse la piel dejó hace tiempo de ser una moda para ser algo normal.

Cualquier persona puede tener uno y nadie se escandaliza ya por ello. Aunque en breve, existirá una nueva moda de tinta sobre la piel; Los tatuajes con microchips.

La empresa americana Chaotic Moon es la encargada de llevar a cabo esta nueva moda a las calles. Lo que hará diferente estos tatuajes a los convencionales no será simplemente su tinta, la cual es electro conductora y esta dotada con microchips, sino el porque se realizarán.

La faceta estética se deja en segundo plano, la tinta en la piel ya no será una imagen significativa de un suceso o persona, más bien estará anclado a nuestra salud y bolsillo.

En un futuro próximo, cuando esta tecnología este totalmente pulida y desarrollada, muchas personas imprimirán sus tarjetas sanitarias y sus tarjetas de créditos en sus pieles.

Algo que no tiene nada de negativo para los creadores de esto, de hecho, solo teniendo en cuenta los pros de esta tecnología parece algo creado para nuestro bien.

Si nos basamos en la oficialidad del producto podemos ver que para nuestra salud tiene una serie de beneficios bastante suculentos; como supervisar nuestro cuerpo y mandar un informe a nuestro médico para determinar nuestro estado actual e incluso podría prevenir enfermedades.

En materia económica, podríamos llevar encima todas nuestras cuentas e identificaciones, de tal modo que seríamos como el NFC de los teléfonos móviles, ahorrándonos el desasosiego que conlleva el tener que estar pendiente de nuestra cartera en cada momento.

Pero estos tatuajes no podían estar exentos de polémica.

¿Podemos cambiar nuestra privacidad de todo lo que nos engloba por una supuesta mejor eficiencia económica y sanitaria? Con la implantación de esto, ya no seremos responsables ni dueños de nosotros mismos en ningún ámbito.

Ya hemos dejado nuestra ubicaciones en manos de gobiernos y empresas privadas, nuestras llamadas telefónicas, e-mails y en definitiva, cualquier contacto esta totalmente controlado y ahora, tendrían todo:

    como afecta lo que comemos a nuestro cuerpo (es decir, seriamos unas excelentes ratas de laboratorio sin saberlo), como afecta sus sistemas de control a nuestro sistema nervioso…

En conclusión, barra libre a todo lo que nos afecta directa o indirectamente, a cualquier nivel de nuestra existencia.

También nos dicen que es por nuestra seguridad, ya no tendremos que llevar tarjetas ni carteras, que estará todo ahí.

¿Por nuestra seguridad...? Que fácil lo tendrá un ladrón para robar toda nuestra vida económica, solo le bastará con cortar nuestra piel, algo que no podremos ocultar que tenemos, así que si lo piensa fríamente, de seguro, no tiene nada.

Vea el video donde la empresa Chaotic Moon presenta su producto, y que como ve, esto no es una conspiración, es bien real:


lunes, 18 de abril de 2016

Las élites bancarias están comprando todo el agua del planeta

 
 


Seguramente alguna vez hayas escuchado que, las guerras del futuro serán por el agua.

A continuación veremos como en la agenda de las élites ya existe un avanzado control sobre el recurso más importante para la vida en nuestro planeta y como se está desencadenando aún más la esclavitud hacia la raza humana.

Se está acelerando una tendencia preocupante:
los bancos de Wall Street y la élite multimillonaria están comprando el agua en todo el mundo a un ritmo sin precedentes.
Los mega bancos y los gigantes de inversión como,
  • Goldman Sachs
  • JP Morgan Chase
  • Citigroup
  • UBS
  • Deutsche Bank
  • Credit Suisse
  • Macquarie Bank
  • Barclays Bank
  • el Grupo Blackstone
  • Allianz
  • Banco HSBC,
...entre otros, están consolidando su control del agua.

Incluso los magnates como,
...y otros están comprando miles de hectáreas de tierra con acuíferos, lagos, derechos de explotación, empresas distribuidoras, acciones de empresas de ingeniería y tecnología de agua.

La segunda tendencia preocupante es que, mientras que los nuevos barones están comprando agua por todo el mundo, los gobiernos están limitando rápidamente la capacidad de los ciudadanos para obtenerlo ellos mismos (como lo demuestra el famoso caso de Gary Harrington, en EE.UU., donde el estado se ha tipificado la recogida de agua de lluvia en tres estanques situados en su propiedad privada, acusándolo de nueve cargos y condenándolo a 30 días de prisión).
 

Recolectar agua de lluvia
podría llevarte a la cárcel en EE.UU.
 

 

Pongamos esta penalización en perspectiva:
  • el multimillonario T. Boone Pickens posee más derechos de explotación de agua que cualquier otro individuo en los Estados Unidos, siendo capaz de explotar unos 250 millones de litros al año
  • el ciudadano de a pie Gary Harrington no puede recoger agua de lluvia en sus 68 hectáreas de tierra
Es un extraño nuevo orden mundial en la que los multimillonarios y los bancos pueden poseer los acuíferos y lagos, pero los ciudadanos ordinarios ni siquiera puede recoger agua de lluvia o nieve derretida en los patios traseros detrás su casa.
"El agua es el petróleo del siglo 21".

"Sólo en los EE.UU., el agua es una industria de 425 mil millones de dólares."
Andrew Liveris
CEO de Dow Chemical Company
En su conferencia anual sobre "cinco grandes riesgos," Goldman Sachs dijo que la escasez de agua podría ser, para la humanidad del siglo 21, una amenaza más grave que la de los alimentos y la energía.
 

 
 
En 2012, Goldman Sachs ha comprado la empresa Veolia, que abastece de agua a 3 millones y medio de ciudadanos en el sudeste de Inglaterra.
 
En 2003, junto con el Grupo Blackstone y Apollo Management, había adquirido Ondeo Nalco, un líder en el tratamiento de agua, con 10.000 empleados en 130 países.

En 2008, Goldman Sachs ha invertido, junto con otros fondos, $50 millones en aguas y bebidas en China, liderando empresas en la producción y distribución de agua embotellada en China.

Desde que China está sufriendo una de las peores escaseces de agua en Asia, su sector de agua embotellada es el de más rápido crecimiento en el mundo, y está viendo enormes beneficios.
"El agua se convertirá en el activo más importante, mucho más que el petróleo, el cobre, los recursos agrícolas y los metales preciosos."
Jo-Shing Yang
director económico de Citigroup (2011)
En concreto, una de las oportunidades lucrativas es la fracturación hidráulica (fracking) para la extracción de petróleo y gas, ya que genera una gran demanda de agua y servicios relacionados.
 

Agua potable convertida en agua toxica
gracias al fracking


 

Cada pocillo requiere entre 10 y 20 millones de litros de agua, 80% de los cuales no pueden ser reutilizados, ya que es 10 veces más salada que el agua de mar y contiene componentes químicos tóxicos.
 
Citigroup recomienda a los propietarios de los derechos de explotación de agua de venderlo a las empresas en lugar de a los agricultores, ya que el agua para la fractura hidráulica se puede vender a un precio 60 veces mayor que para la agricultura.

La familia Bush, en 2005 y 2006 compró 1.200 kilómetros cuadrados de tierra en la frontera entre Bolivia, Brasil y Paraguay.
 
El terreno está ubicado en el acuífero más grande del mundo, el volumen es de alrededor de 40,000 kilómetros cúbicos. Se estima que este depósito subterráneo podría abastecer a todo el mundo de agua potable por 200 años.

Por desgracia, la carrera por la privatización del agua es imparable:
muchos países tienen dificultades financieras y ya no son capaces de mantenerse y actualizar sus empresas distribuidoras.
Frente a las ofertas de millones de dólares de los mega bancos y la élite multimillonaria, las ciudades y los estados tendrán mucha dificultad para rechazar la privatización.
 
Las empresas multinacionales y los bancos de Wall Street habían preparado y esperado este momento durante años.

El agua es y seguirá siendo indispensable para nuestra vida y es por esa razón que las élites económicas que controlan el mundo centran y centrarán aún más en el futuro, sus esfuerzos en el control de este elemento indispensable.

Hace centenares de miles de años, el agua fluía libremente por valles y llanuras y todos los animales podían disfrutar libremente de ella, pues no era propiedad de nadie.

Ahora, gracias al desarrollo de la civilización y a la ignorancia, inacción e indignidad de la población, el agua ya es propiedad de unos pocos y pronto deberemos suplicar por ella, como si fuéramos esclavos.

Este es el precio que debemos pagar por no haber actuado contundentemente cuando debíamos hacerlo.

Sigamos mirando sumisamente y pacíficamente la tele mientras un grupo de psicópatas ladrones se apoderan del planeta entero y nos convierten en esclavos…

sábado, 16 de abril de 2016

¿Qué se esconde realmente tras los Papeles de Panamá?



 
 

Estas últimas horas, ha estallado el que promete ser uno de los grandes asuntos del año y uno de los mayores escándalos financieros de los últimos tiempos:
los "Papeles de Panamá".
370 periodistas de todo el mundo, han participado en una intensa investigación internacional sobre paraísos fiscales, que ha culminado con la liberación de 11,5 millones de documentos.

Esta gran revelación sobre empresas en paraísos fiscales procede, según sus autores, de los datos del despacho de abogados panameño
, especializado en crear sociedades mercantiles 'offshore'.
 


 

El periódico alemán 'Süddeutsche Zeitung' fue el primero en conseguir el acceso a los 11 millones y medio de documentos y se los facilitó al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (
, por sus siglas en inglés).
 


 

De acuerdo con estos materiales, hasta 12 jefes de Estado y numerosas personalidades de ámbitos políticos, culturales y deportivos están vinculados a las sociedades opacas.
 
La filtración proporciona datos sobre las supuestas actividades financieras de 128 políticos y cargos públicos de diferentes países.
 


 

Hoy en día,
es considerado uno de las cinco mayores firmas "mayoristas" del mundo de secretos offshore.
 
Cuenta con más de más de 500 empleados y colaboradores en más de 40 oficinas en todo el mundo, incluyendo tres en Suiza y ocho en China, y en 2013 tuvo una facturación de más de 42 millones de dólares.
 
De hecho, los sucios dedos de Mossack Fonseca se pueden encontrar en el comercio de diamantes de África, en el mercado internacional del arte y en otros negocios que prosperan en secreto.

Un análisis del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) de los archivos filtrados encontró que más de 500 bancos, sus filiales y sucursales han trabajado con Mossack Fonseca desde la década de 1970, para ayudar a los clientes a gestionar las empresas offshore.
 
UBS creó más de 1.100 empresas offshore a través de Mossack Fonseca.
 
HSBC y sus afiliados crearon más de 2.300.
 
 

Por lo tanto, se hablará y mucho sobre este asunto.

Por ejemplo, medios occidentales ya han aprovechado la filtración para realizar un ataque propagandístico contra la figura de Vladimir Putin, un hecho que medios rusos controlados directamente por el Kremlin, han utilizado para denunciar el sesgo de estos medios.

De hecho, días atrás, cadenas como RT o Sputnik, ya habían publicado anteriormente que:
"El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, advertía que el Kremlin estaba al tanto de los preparativos de un 'ataque mediático' contra el presidente Vladímir Putin".


 
 
 

PERO ¿DE QUÉ VA EN REALIDAD EL ASUNTO DE "LOS PAPELES DE PANAMÁ"?

Este asunto trata sobre el nebuloso mundo de la evasión fiscal y los paraísos fiscales, que según datos del Banco Mundial, el FMI, la ONU y los bancos centrales, esconden entre 21 y 32 billones de dólares, mediante bufetes de abogados en pequeña países del Caribe (y Estados de EE.UU.) que "lavan" el dinero de los súper ricos.

Pero una de las primeras cosas que deberíamos hacer, es aprender un poco más sobre la verdadera estrella de esta historia, el despacho de abogados panameño Mossack Fonseca, pues la historia de la empresa y de sus fundadores, resulta fascinante, según ha denunciado el sitio Web Fusion.
 
 
 

Para empezar, debemos conocer la extraña conexión del buffet de abogados con la CIA y el nazismo:
"La familia de Jurgen Mossack llegó a Panamá en la década de 1960.

Durante la Segunda Guerra Mundial, su padre había servido en las Waffen-SS nazis, de acuerdo con los archivos de inteligencia del Ejército de EE.UU. obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

Una vez en Panamá, el viejo Mossack se ofreció a la CIA para espiar a los comunistas en Cuba".


 

Una de las conexiones importantes de Mossack Fonseca, la tenemos en el estado de Nevada, en EE.UU.

En Nevada, los archivos filtrados muestran que empleados de Mossack Fonseca trabajaron a finales de 2014 para ocultar los vínculos entre la sucursal de la firma de abogados en Las Vegas y su sede en Panamá, a la espera de una orden judicial de Estados Unidos que le exigía entregar información de 123 empresas constituidas por el bufete de abogados.
 
Fiscales argentinos habían vinculado esas compañías con sede en Nevada con un escándalo de corrupción asociado a los ex presidentes argentinos Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Pero, ¿por qué son especialmente importantes las actividades del buffet en Nevada?

Bien, pues porque Nevada se ha convertido en el Nuevo Paraíso Fiscal Mundial, dentro de los propios EE.UU., junto con otros estados como Wyoming y Dakota del Sur.

Resulta especialmente insultante e indignante que los EE.UU., después de tantos años de presionar a otros países para perseguir a los estadounidenses ricos que evadían su dinero en paraísos fiscales offshore, se haya convertido precisamente en un paraíso fiscal que oculta en secreto el dinero evadido por todo tipo de extranjeros multimillonarios.
 


 

Todo el mundo, desde abogados Londinenses hasta sociedades fiduciarias suizas, están ayudando en estos momentos a los multimillonarios a mover sus cuentas desde lugares como las Bahamas o las Islas Vírgenes Británicas, hacia,
  • Nevada
  • Wyoming
  • Dakota del Sur
Ese dinero sucio extranjero y local es bienvenido en los EE.UU. sin hacer preguntas, y es protegido por el secreto fiscal más impenetrable disponible en cualquier lugar del planeta.

Incluso se podría decir que los paraísos fiscales de EE.UU. son la nueva Suiza, las nuevas Bahamas o el nuevo Panamá.

De hecho, para la mayoría de los estadounidenses, el concepto de paraíso fiscal offshore ya no tiene sentido con la aprobación de la ley FATCA, que hace imposible llevar el dinero sucio estadounidense al exterior.
 
Ahora, todo el dinero sucio de los norteamericanos… se blanquea dentro de los propios EE.UU..

Por ejemplo, la firma con sede en Ginebra Cisa Trust Co. SA, que asesora a los latinoamericanos ricos, está a punto de abrir oficinas en Pierre, Dakota del Sur, para,
"atender las necesidades de nuestros clientes extranjeros", según declaró John J. Ryan Jr., presidente de Cisa.
Trident Trust Co., uno de los mayores proveedores del mundo de fideicomisos offshore, trasladó docenas de cuentas fuera de Suiza, Gran Caimán y otros paraísos fiscales hacia Sioux Falls, Dakota del Sur, en diciembre.
 


 
 
 

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE LAS FILTRACIONES?

Pero si hay una firma específica que encabeza la conversión de los EE.UU. en un nuevo paraíso fiscal al estilo Panamá es Rothschild.

Rothschild, la centenaria institución financiera europea, ha abierto una empresa de confianza en Reno, Nevada, a pocas cuadras de los casino Harrah y Eldorado.

Ahora Rothschild está moviendo la fortuna de clientes extranjeros ricos desde paraísos fiscales como las Bermudas, sujetos a las nuevas exigencias internacionales de divulgación, a fideicomisos administrados por Rothschild en Nevada, que están exentos de todos esos controles.
 
 

Así es como lo exponíamos en un artículo en el Microlector a inicios de febrero…
Cada vez más bancos suizos y de otros países están trasladando las fortunas de sus clientes a EE.UU., que no ha firmado los estándares bancarios internacionales.

EE.UU. se ha convertido en la mejor opción para trasladar las cuentas bancarias de los más ricos para evitar pagar impuestos y ocultarlo de los Gobiernos de otros países.
 



Tras años arremetiendo contra otras naciones por ayudar a los estadounidenses más acaudalados a esconder su dinero, ahora EE.UU. está emergiendo como un paraíso fiscal de primer orden para los extranjeros adinerados.

Casi 100 países, entre los que no se encuentra EE.UU., firmaron los acuerdos sobre el intercambio de información de cuentas financieras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La entidad financiera europea Rothschild, con una fuerte influencia en la Reserva Federal estadounidense, y otros importantes bancos con sede en,
  • Suiza
  • las islas Bermudas
  • las islas Caimán,
...han abierto y traslado las fortunas de sus clientes extranjeros a sus nuevas sucursales en los estados de Nevada y Dakota del Sur, donde no están sujetas a la nueva normativa de divulgación de información y promueven la confidencialidad y la baja fiscalidad.
 


 

EE.UU. atrae a clientes extranjeros para que depositen su dinero en el país, garantizando a cambio total confidencialidad, lo que convierte a EE.UU. es uno de los pocos países donde las entidades financieras promueven la captación de fondos asegurando que la información sobre los depósitos no será divulgada a las autoridades extranjeras.
En un borrador de su presentación en San Francisco, la firma Penney, perteneciente al grupo Rothschild, escribió que los EE.UU.:
"son efectivamente el mayor paraíso fiscal del mundo. Estados Unidos carece de los recursos para hacer cumplir las leyes fiscales extranjeras…y tiene pocas ganas de hacerlo".
 
 

UNA MANIOBRA CALCULADA

Así pues, queda muy claro de qué va en realidad todo este asunto de "los Papeles de Panamá".

Es una gran jugada, para acabar de una vez por todas con paraísos fiscales como Panamá, con un objetivo evidente:
acabar con la "competencia" y convertir a EE.UU. en el ÚNICO paraíso fiscal real del mundo al que los ricos y multimillonarios desplacen sus capitales para ser limpiados y blanqueados.
Y los principales beneficiarios de esta maniobra de "destrucción de la competencia", son precisamente, firmas como las del grupo Rothschild, que están impulsando activamente la creación de estos paraísos fiscales dentro de EE.UU..
 


 

Ahora escucharemos a gran cantidad de gente que se llenará la boca sobre los escándalos de evasión fiscal de gente como,
  • Putin
  • Messi
  • Almodovar
  • Macri
  • la hermana del Rey de España,
...y propugnará que se les castigue con toda el peso de la ley, y muchos de ellos nos hablarán de,
"la gran tarea periodística realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ)".
Incluso habrá un buen número de memos que nos venderán la moto de que el,
"mundo está cambiando" y nos dirán que "los multimillonarios y las élites están empezando a ser perseguidos" y que la justicia está ganando en el mundo.
Pero ninguno de ellos nos hablará de que hay algunos aspectos de esta investigación que sospechosamente se están pasando por alto.

Por ejemplo, que de momento, no ha aparecido el nombre de ninguna figura prominente norteamericana en las filtraciones.
 


 

Y es que quizás deberíamos saber quienes son los principales donantes del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).
 
Entre ellos podemos encontrar:
  • Adessium Fundación
  • Open Society Foundations
  • The Sigrid Rausing Trust
  • The Fritt Ord Foundation
  • The Pulitzer Center on Crisis Reporting
  • The Ford Foundation
  • The David and Lucile Packard Foundation
  • Pew Charitable Trusts
  • Waterloo Foundation


 

Llama la atención que uno de los principales financiadores de esta organización sea la Open Society del magnate George Soros.
 


 

Eso también debería dar que pensar, ¿no?

Lo que estamos viendo pues, no es exactamente una 'investigación periodística' pura, sino una maniobra de determinadas élites para enriquecerse y reconfigurar muchos aspectos de la economía mundial, así como para impulsar sus oscuros proyectos para el nuevo paradigma que están diseñando.

Ya lo denunciamos en el año 2012 y lo volvemos a advertir ahora:
estamos viviendo la transición hacia el nuevo paradigma social, económico y político del Nuevo Orden Mundial y para realizar este cambio, se sacrificarán muchas figuras que se creían intocables, y que en realidad no eran más que peones.
Veremos rodar cabezas de personajes prominentes, que ejercerán de figuras "ejemplarizantes" para justificar las bases del Nuevo Orden.

Y los encargados de utilizar como argumento esta "putrefacción del viejo mundo capitalista" para impulsar el discurso de los cambios sociales necesarios que llevarán al Nuevo Orden, ya han sido situados en sus posiciones estratégicas:
forman parte de falsos movimientos de base, grupos de activistas que protestan y partidos políticos de nueva creación liderados por jóvenes políticos que van en mangas de camisa y que llevan el pelo largo.


 

Ellos y otros líderes mediáticos como el presidente Mújica de Uruguay o el Papa Francisco, serán los encargados de aprovechar la inmensa cantidad de corrupción destapada para impulsar los cambios necesarios hacia el Nuevo Orden Mundial.

Entre ellos, la necesidad de acabar con el dinero físico e imponer la utilización del dinero electrónico, bajo el pretexto de 'luchar' contra la evasión fiscal. Un cambio que nos convertirá a todos en esclavos totalmente dependientes de los bancos y los estados que les sirven de poder ejecutivo.

Y acostúmbrense también a escuchar hasta el agotamiento la palabra "global":
  • "primera investigación periodística global"
  • "fraude fiscal global"
  • "necesidad de organismos de control global de capitales",
...etc., etc...

Así pues, todo esto está siendo diseñado para impulsar una agenda determinada. Nada es al azar...

Si alguien creía que las élites estaban perdiendo el control de la situación y que su poder estaba siendo amenazado, que despierte de su patético sueño.

Todo lo que vemos, forma parte de sus planes…
 
 
 

Fuentes
 

El Objetivo final de los Papeles de Panamá, que no te engañen


 
 

Como ya advertimos en el artículo '
¿Qué se Esconde Realmente Tras los "Papeles de Panamá"?', el asunto de los "Papeles de Panamá" es más oscuro e intrincado de lo que parece a primera vista.

Una de las primeras cuestiones que surgió en muchos medios alternativos (y que prácticamente pasó "desapercibida" en los medios de comunicación de masas), es la misteriosa ausencia inicial de clientes norteamericanos del bufete Mossack Fonseca.

Según medios norteamericanos como Zerohedge, las primeras filtraciones al respecto, hablan de unos 400 clientes norteamericanos, ninguno de los cuales, sospechosamente, puede considerarse de "altísimo perfil".
 


 

De hecho, mucha gente se está empezando a preguntar por qué razón, el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) no hace público el listado completo de los archivos filtrados para que todo el mundo pueda consultarlo libremente, tal y como ha hecho hasta ahora Wikileaks cuando ha filtrado documentación comprometedora.

En una entrevista realizada por la revista Wired al director del ICIJ, Gerard Ryle, se le preguntaba precisamente esto.

Y así es como respondió Ryle:
Ryle dice que los medios de comunicación no tienen planes para liberar el conjunto de datos completo, como hace WikiLeaks, argumentando que al hacerlo expondría la información sensible de particulares inocentes, junto con la información de figuras públicas que es en las que el grupo de periodistas ha centrado su atención.
 

Gerard Ryle
 
"No somos WikiLeaks. Estamos tratando de demostrar que el periodismo se puede hacer de manera responsable", sostiene Ryle.
Ryle afirma que aconsejó a los reporteros de todos los medios de comunicación participantes en el asunto que,
"actuaran en función del interés público de su país"


 

Esta declaración expone inadvertidamente muchos de los factores sospechosos que rodean al asunto y que vamos a ir exponiendo en este artículo.

Para empezar, acusa a Wikileaks de "ser irresponsable", caracterizando a su vez a los periodistas del ICIJ (es decir, de los medios de comunicación de masas), como "auténtico periodismo responsable".

Y la respuesta de Wikileaks, no ha podido ser más acertada y demoledora.

A través de su cuenta de Twitter, Wikileaks ha acusado al ICIJ de haber sido financiado por diversas fundaciones que se dedican, exclusivamente, a defender los intereses norteamericanos en todo el mundo.


 
 
 
 
Es decir, este asunto está siendo financiado directamente por,
  • gente como el multimillonario George Soros (a través de su fundación Open Society)
  • la Fundación Ford
  • la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional), un organismo aparentemente independiente que sin embargo sigue las directrices estratégicas del Departamento de Estado de EE.UU.


 

Así pues, que nadie se deje engañar:
esto no tiene nada que ver con "perseguir a los más poderosos", "acabar con los privilegios de las élites" o "sentar las bases de un mundo mucho más transparente".
Sabiendo quién está financiando el caso, podemos deducir claramente que esta maniobra mediática a escala masiva, obedece a los intereses de determinadas élites, en detrimento de otras (que quizás no son tan "élites" como nos habían hecho creer, o como ellos mismos creían ser).

Analicemos un poco la estructura general de todo este asunto.

La propia declaración del director del ICIJ, Gerard Ryle a la revista Wired, nos pone sobre la pista de lo que podría estar sucediendo en realidad.

Para empezar, el ICIJ se está negando inicialmente a hacer públicos todos los datos de la filtración para que cualquiera los pueda consultar libremente.
 
 

Son solo los periodistas que trabajan para el ICIJ (financiado por quién está financiado), los que deciden de manera unilateral quién es expuesto a la vergüenza y quién no lo es, bajo el vago pretexto de,
"no exponer información sensible de particulares inocentes".
Pero nadie sabe quiénes son esos "particulares inocentes".

De hecho, al no hacer públicos los datos, el ICIJ puede encubrir información relativa a personas influyentes y nadie se va a enterar de que lo están haciendo.

¿Cómo alguien con dos dedos de frente, puede creer en las supuestas "buenas intenciones" y en la "transparencia" de un organismo como el ICIJ, financiado directamente por organizaciones al servicio de las élites norteamericanas y de personajes tan siniestros como George Soros?
 


 

Además sabemos, tal y como denunciamos en el artículo
'¿Qué se Esconde Realmente Tras los "Papeles de Panamá"?', que esta filtración perjudica principalmente a todos los paraísos fiscales que hacen la competencia a los paraísos fiscales norteamericanos, radicados en los estados de,
  • Nevada
  • Wyoming
  • Dakota del Sur,
...y que son promovidos por la principal mafia bancaria del mundo, el clan Rotshchild.
 


 

Aunque mucha gente se niegue a aceptarlo, movida por su odio y desprecio (justificados), hacia los más ricos y poderosos y sus trampas para evadir impuestos, lo cierto es que cada vez se hace más evidente que tras todo este asunto se oculta una maniobra de manipulación a gran escala y a múltiples niveles.

Una gran maniobra de la que conocemos vagamente sus principales patrocinadores, pero de la que difícilmente podremos conocer los detalles concluyentes, pues su complejidad y profundidad posiblemente escape a nuestro control.

De todas formas, sí podemos deducir muchas de sus implicaciones.

A continuación vamos a exponer cómo lo vemos nosotros y invitamos a los lectores a que aporten su propio punto de vista y su análisis crítico al respecto.

Sabemos, tal y como expone el propio director del
, que la información completa sobre los clientes del bufete , no se hará pública y que serán unos pocos periodistas de los diferentes países afiliados al ICIJ, los que decidirán unilateralmente quiénes son expuestos a la luz pública y quiénes no.

Es decir, esa información puede ser utilizada discrecionalmente como arma política para atacar a determinadas figuras contrarias a los intereses de los medios de comunicación que publiquen las informaciones (y de los poderes políticos a los que representan realmente).
 


 

Así pues, si un determinado grupo informativo que ejerce de fachada mediática de un conjunto de intereses políticos "X", tiene acceso a estas informaciones, podrá utilizar las que más le convengan para atacar exclusivamente a las personas asociadas a un conjunto de intereses políticos "Y" enemigos de los suyos.

Estos enemigos no tienen por qué ser solo políticos. También pueden ser enemigos ideológicos, religiosos, étnicos, culturales, deportivos e incluso personales.

Pero esta quizás es una visión un poco superficial e ingenua de los hechos.

Podemos ir aún más allá...

Puesto que los interesados en utilizar toda esta información para sus propios intereses en cada país pueden ser muchos y muy variados, e incluso contradictorios ideológicamente entre sí (siempre y cuando no vayan contra los poderes que han financiado la filtración), podemos deducir que toda esta información filtrada, podría haber sido vendida o incluso subastada, utilizando como intermediarios a los principales medios que tienen acceso a ella desde el principio.

De ser esto cierto, la propia filtración podría convertirse a su vez en un inmenso negocio para sus promotores, colaboradores y subordinados.

Imaginen, a modo de caricatura, que ustedes son gente poderosa con una serie de intereses políticos y económicos de alto nivel y que un determinado grupo mediático que tiene acceso a los datos de esta filtración, se acerca a ustedes y les propone:
"tengo información muy comprometedora sobre tu gran enemigo ‘fulanito de tal'.

Si tú me pagas tanto, yo haré públicos los datos sobre sus negocios offshore en Panamá. Y si pagas la cuota Premium, además iniciaré contra él una amplia campaña de desprestigio"
Y esto a múltiples niveles dentro de todos y a cada uno de los países donde se publicarán las filtraciones.
 
Y además, a medida que el escándalo avance, el precio irá aumentando y se multiplicará en periodos clave, como por ejemplo, antes de unas elecciones.
 


 

Así pues, esto podría ir mucho más allá de las filtraciones por intereses políticos. Esto podría ser un gran negocio a múltiples bandos y niveles, cuyas implicaciones son más enrevesadas de lo que pueda parecer inicialmente.

Pongamos un ejemplo: el caso de las denuncias contra Vladimir Putin.

Entre la gran cantidad de datos filtrados, había algunos relativos a personas vinculadas con Putin, que han sido ampliamente utilizados por medios occidentales para desprestigiar la figura del "incómodo" dirigente ruso.

Es evidente que la filtración, en este caso en particular, ha sido utilizada por determinados poderes occidentales como un medio para atacar y desprestigiar a Vladimir Putin y a Rusia en general.
 


 

Sin embargo, cuando los medios controlados por el Kremlin (como RT o Sputnik), denuncian que el único objetivo de esta filtración masiva es perjudicar a Putin, lo que hacen es incurrir en una burda simplificación de los hechos, por no decir que directamente están utilizando el ataque como maniobra propagandística.

Es obvio que han utilizado la filtración para atacar a Putin. Pero también es obvio que él no es la razón única y principal del asunto, por más importante que sea el presidente ruso.

Y esto nos lleva a cuestionarnos cuántos niveles de intereses podrían ocultarse tras todo este asunto de los "Papeles de Panamá".
 


 

Tengamos en cuenta que cuando se inicia una operación de esta magnitud, nunca se hace con un solo y simple objetivo, sino que se planea para que obedezca a múltiples intereses y alcance diferentes metas.

Este caso podría estar estratificado por niveles de interés y por objetivos finales de la siguiente manera:
 
  1. En el nivel más bajo, tendríamos a la población, que responde de forma refleja a todas estas filtraciones con gran indignación, pidiendo que se haga justicia con los implicados, sin tener ni la más remota idea de la montaña de intereses que se ocultan tras todo el asunto (de hecho, la mayoría de gente ni tan solo quiere saberlo, porque prefiere vivir en la ilusión de que "se están destapando los chanchullos de los más poderosos"... ¡santa inocencia!)
     


     
  2. En un nivel superior, tenemos a aquellos grupos, empresas, organizaciones o individuos con poder que compran la información filtrada en cada país, para atacar con ella a sus enemigos políticos, ideológicos, étnicos, religiosos, etc...

    En este caso tenemos a determinados poderes que utilizan la información filtrada de forma discrecional, obedeciendo a sus intereses locales, sin que ello preocupe en demasía a los patrocinadores iniciales de la filtración, que observan estas pequeñas guerras locales como "conflictos indígenas".

     
  3. Por encima de este nivel, tendríamos a los diferentes gobiernos de cada país, que ven en la filtración la oportunidad de perseguir la evasión fiscal a todos los niveles, para conseguir ingresos para el Estado en un momento de "vacas flacas" y justificar además un aumento de la presión y el control fiscal sobre todos los ciudadanos.

     
  4. En el nivel superior al de los gobiernos, encontramos el objetivo de núcleos multinacionales de poder occidental, que pretenden perjudicar a determinadas figuras de alto nivel político teóricamente contrarias a sus intereses geo-estratéticos, como por ejemplo, Vladimir Putin.
     


     

  5. Aún por encima de ellos, está el interés de perseguir y acabar con los paraísos fiscales que hagan la competencia a los paraísos fiscales norteamericanos, para conseguir así que los evasores dejen de depositar sus capitales en ellos y se produzca un gran flujo de capitales fraudulentos hacia los paraísos fiscales de EE.UU., mucho más opacos y difíciles de controlar (por el momento...)

    En este nivel se encuentran altos poderes financieros como el que representa el clan Rothshcild y las élites financieras norteamericanas, que luchan por conseguir que EE.UU. se convierta en el principal (y si puede ser, el único) paraíso fiscal del planeta.
     

     
  6. Y por último y como interés último a nivel más alto en toda esta compleja maniobra, tenemos el objetivo final de las auténticas élites:
reconfigurar el mundo a nivel económico, político y social, para sentar las bases de un nuevo paradigma global; aquello que en determinados círculos alternativos se conoce como Nuevo Orden Mundial.
A este nivel, la persecución de los paraísos fiscales tiene como objetivo final promover la creación de organismos globales que se encarguen de controlar el mundo como un todo, bajo el pretexto de luchar contra el "fraude fiscal global".
Uno de los puntos clave de esta presunta lucha contra el fraude fiscal global, es impulsar la eliminación del dinero físico, sustituyéndolo por dinero electrónico fácilmente trazable y monitoreable por bancos y gobiernos, bajo el pretexto de que de esta manera, "el fraude se hace imposible".
 


 

El resultado final de esta maniobra será que todos los ciudadanos estarán bajo el control y el escrutinio directo y continuado de los bancos y los gobiernos, que en todo momento sabrán cuánto dinero tienen, cómo lo gastan, cuándo lo gastan, dónde lo gastan y de hecho, dónde están a cada instante.
 
Lo mismo que sucedería si cada ciudadano llevara insertado un microchip de seguimiento bajo la piel, como una mascota doméstica.

Es decir, estamos hablando de un poder absoluto sobre todos los ciudadanos del planeta, a los cuales, de hecho, se les podrá negar el acceso a su dinero cuando "se porten mal", convirtiéndolos pues en esclavos totalmente dependientes de sus "amos".

Y una vez creados todos los organismos de control fiscal global, el paso natural será crear un gobierno global, controlado precisamente por estas élites.
 
Un gobierno mundial cuyos brazos ejecutivos serán las corporaciones transnacionales y por debajo de ellas, los gobiernos de los estados que obedecerán directamente sus intereses durante el periodo de transición que transcurrirá hasta la privatización completa de todos los poderes públicos.
 


 

Todo esto es lo que creemos que se oculta realmente tras el escándalo de los "Papeles de Panamá".

Estamos ante un conglomerado de intereses entrecruzados a múltiples niveles, en el que los propios implicados a cada nivel, ni tan solo saben para qué intereses trabajan en última instancia, gracias a la habitual técnica de fragmentación, estratificación y compartimentación de la información propia de cualquier operación a gran escala.

Desgraciadamente, la gente de la calle ni tan solo se enterará de lo que está sucediendo, manipulada como está por los medios de comunicación y los periodistas que trabajan en ellos.

Unos periodistas que en la mayoría de los casos, ni tan solo saben a qué intereses sirven cuando les contratan para vomitar toda esta propaganda, que ellos vergonzosamente califican de "información periodística".

Es así de triste, aunque mucha gente se niegue a aceptarlo.
 
 

Lo peor es que la población será incapaz de tener una imagen de conjunto de todo el asunto, confundida como estará por el incesante ruido mediático provocado por el incesante desfile de personajes acusados en las filtraciones.

Y es que, hablando en plata,
"las bofetadas irán en todas las direcciones".
Como hemos dicho, creemos que en esta filtración masiva, se expondrá al escarnio público a muchas personas u organizaciones a causa de intereses partidistas, ideológicos o económicos a nivel local, nacional o internacional y que en muchos casos, estas denuncias se producirán tras una venta de la información a sus enemigos directos, que pueden llegar a ser incluso cruzadas, es decir, que los enemigos A y B paguen a la vez por que se aireen los chanchullos de su contraparte, quedando ambos expuestos al escarnio público (un negocio redondo para los vendedores de información, que en este caso actuarían como traficantes de armas que venden armamento a ambos bandos de un conflicto).

A la vez, creemos que habrá un elevado número de personajes públicos que serán expuestos con el simple objetivo de generar ruido, aumentar la sensación de corrupción generalizada y justificar las políticas de control fiscal que se implementarán a todos los niveles.
 


 

Todos los campos y estratos de la sociedad deberán quedar expuestos:
  • deportistas
  • artistas
  • políticos
  • religiosos
  • organizaciones
  • ONG's
  • bancos
  • empresas,
...etc...

El objetivo final de todo ello será,
  • que se genere la sensación entre toda la población (el nivel más bajo de la maniobra)
  • que el fraude fiscal de los más ricos es "intolerable"
  • que debe ser perseguido tomando las medidas que sean necesarias (las que indicábamos en el nivel más alto de la maniobra)
Y una vez se aplique la persecución del fraude para los teóricamente más poderosos, la conclusión será inevitable:
"si los más ricos están sometidos a tanto escrutinio, todo el mundo debe estarlo".
Y es que como venimos denunciando desde hace tanto tiempo, el objetivo final siempre hemos sido nosotros:
la "gente de la calle".


 

Sabemos que lo que denunciamos en este artículo no es lo más popular en estos momentos.

Sabemos que nos iría mucho mejor si ignoráramos lo que vemos de forma tan clara y diáfana, restringiéramos nuestro campo de visión y nos añadiéramos al coro de demagogos que denuncia a las "malvadas élites defraudadoras", pidiendo ciegamente que se tomen las medidas que precisamente las élites que han montado este tinglado, están persiguiendo.

Sabemos que habrá gente que querrá malinterpretar lo que hemos expuesto, acusándonos estúpidamente de justificar el fraude de los más ricos.

¿Es que acaso alguien niega que la mayoría de los multimillonarios implicados son unos egoístas, corruptos, hipócritas, ladrones y en muchos casos psicópatas?

Eso ya lo sabíamos antes de que afloraran "los Papeles de Panamá".

Lo único que hacemos es pedirle a los lectores que no se dejen manipular, que abran bien los ojos y vean el cuadro completo como un plano general y no como un plano de detalle.

Desgraciadamente, esto no es lo que parece a primera vista.

Lo sentimos por todos aquellos que creían que estaban viviendo un cuento de hadas…


 

Fuente