Frase Anónima

El Mago Hizo un Gesto y Desapareció el Hambre. Hizo Otro Gesto y Desapareció la Injusticia. Hizo otro Gesto y se Acabaron las Guerras.
El Político Hizo un Gesto y Desapareció el Mago. Anónimo

sábado, 27 de septiembre de 2014

Oficial del Ejercito Español denuncia la alarmante ocurrupción que impera en este colectivo

El teniente Segura, que enfrentó una pena de dos meses de reclusión por desvelar la corrupción que acosa las Fuerzas Armadas, estrena a partir de hoy un espacio en Público desde el que seguirá arrojando luz sobre las prácticas oscuras del Ejército, con la ayuda de "aquellos militares honrados que han sido aplastados bajo el peso de la dictadura que impera en las FFAA".
teniente Segura
La pasada semana Luis Gonzalo Segura, teniente del Ejército de Tierra, abandonó el centro disciplinario en el que estuvo dos meses recluido. Su crimen, castigado severamente por las Fuerzas Armadas, fue intentar acabar con las prácticas corruptas que se dan en su seno. Su caso evoca el de otros "alertadores" o "whistleblowers" de los que nos hemos ocupado.

Contratos inflados asignados a dedo. Desaparición y venta en Internet del material de los cuarteles. Servicios y productos que nunca se prestaban (pero que el Estado pagaba religiosamente). Estancias injustificadas de altos mandos en balnearios, clubes de golf, salas VIP... Malversaciones, estafas y fraudes de hasta cinco millones de euros.

Tras varias denuncias y procesos judiciales, Segura constató que no sería fácil combatir la ilegalidad desde la Justicia militar. "Al final quien tiene que investigar son un juez y un fiscal militar, y no lo van a hacer. Quien tiene que ir al cuartel a obtener las pruebas es un señor de la Guardia Civil, al cual su general o su coronel no van a dejar investigar", explica el teniente.
"El mensaje es que voy a seguir y voy a luchar hasta el final, me arresten, me encarcelen, me expulsen o hagan lo que ellos quieran hacer. Eso es un problema suyo, yo estoy cumpliendo con mi obligación"
Procesos empantanados, jueces recusados y apartados, altos mandos que intervienen en los procedimientos judiciales... Segura decidió entonces plasmar sus denuncias en un libro. Un paso al frente, que va por su 7ª edición con 22.000 copias vendidas. No solo ha sido un éxito de ventas, sino que el teniente ha recibido premios "por su valentía" y cuenta con el apoyo de las principales asociaciones militares (AUME, OATM, ASFASPRO o ATME). Sobre todo, con el apoyo de sus camaradas: "Todavía no hay ningún militar que me haya dicho que lo que yo cuento en el libro, él no lo ha vivido. Todo el mundo dice ¡Ay, si yo te contara..!"

La voluntad de Segura es que puedan contarlo. "Hay personas deseosas de hablar, que han contactado conmigo para desvelar situaciones injustas en las Fuerzas Armadas. Estoy dispuesto a servir de escudo a otros como yo". Un escudo que tomará forma en Un paso al frente, un espacio en Público para "dar voz a aquellos militares honrados que han sido aplastados bajo el peso de la dictadura que impera en la actualidad en las Fuerzas Armadas, cuyas injusticias no tienen límite".
"La libertad de expresión es una garantía para las buenas prácticas y el cumplimiento de la legalidad. La cúpula militar ha de empezar a tener miedo de que se puedan conocer sus comportamientos y sus actitudes, es un impedimento para ellos, es un obstáculo a su impunidad"
Segura ha sentido en sus carnes estas injusticias. La indignación al ser condenado por intentar democratizar las FFAA le llevó a protagonizar una huelga de hambre que pudo costarle la vida. Los militares tienen prohibido leer su libro. El ministro de Defensa Pedro Morenés ha tomado cartas en el asunto e hizo llegar una circular a los cuarteles, que debía ser leída con la tropa en formación, avisando de las consecuencias de apoyar reivindicaciones como las que lleva a cabo Luis Gonzalo Segura.

"Yo estoy cumpliendo con mi obligación" afirma el teniente, que considera un deber poner esta información al servicio de la ciudadanía. Su lucha es por "la libertad de expresión, porque es un garante del cumplimiento de la legalidad en el seno de las Fuerzas Armadas". Es consciente de que su blog le acarreará más sanciones, pero está dispuesto a seguir con las publicaciones aunque le encarcelen. Ése el "mensaje" que quiere mandar a "la cúpula militar", puesto que conocer "sus comportamientos y sus actitudes es un impedimento para ellos, es un obstáculo a su impunidad". 

Su caso recuerda al de Chelsea Manning, que cumple una condena de 35 años de prisión por dar a conocer las prácticas del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán; entre ellas, el vídeo Collateral Murder, sobre el ataque de un helicóptero a civiles. El teniente Segura también evoca a Edward Snowden, autor de las mega-filtraciones sobre la NSA.

Al igual que ellos, el militar español también utilizó su puesto en la Subdirección de Operaciones de Red de la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones del Ejército para hacer públicas las injusticias que pasaban por sus manos cada día. Reconoce que Manning y Assange "son una inspiración" y que "se siente identificado" por el trato que ha recibido. Aunque reconoce que a él le han hecho falta menos herramientas que a ellos: "Hay tal cantidad de corrupción en las FFAA que no hace falta estar en un puesto muy especial para descubrir lo que sucede. Lo que hace falta es tener voluntad para contarlo y asumir el riesgo".

"La gran diferencia con España es que las FFAA siguen ancladas en el año 75; es decir, somos una dictadura. Han cambiado muy poquitas cosas. En lugar de aprender del error e intentar que eso no vuelva a suceder, lo que harían es intentar volver a hacerlo pero sin que les pillen". A partir de ahora luchará contra esa situación desde su blog. Porque, como defiende en él, "somos muchos los que soñamos con una institución moderna, sostenible y fiscalizada que nos ayude a hermanarnos de nuevo con los ciudadanos, que son a los que les debemos fidelidad".

Fuente:  http://es.sott.net/article/32473-El-teniente-Segura-Estoy-dispuesto-a-servir-de-escudo-a-otros-como-yo-video